La Ley 24/2001, de 27 de diciembre, de Medidas Fiscales, Administrativas y de Orden Social creó el IVMDH con efectos a partir del 1 de enero de 2002 y en su desarrollo, se crearon sus códigos de identificación, los Códigos de Identificación Minorista (CIM), que identifican las actividades y los establecimientos donde se realizaban las actividades gravadas y que se concedían exclusivamente a los contribuyentes de este impuesto. El CIM se concedía para posibilitar la presentación de la autoliquidación correspondiente a este impuesto. La Ley 2/2012, de 29 de junio, de Presupuestos Generales para el año 2012, deroga este impuesto con efecto de 1 de enero de 2013.


Por otra parte, en la normativa de desarrollo de la devolución parcial del gasóleo de uso profesional (artículo 52 bis de la Ley 38/1992, de 28 de diciembre, de Impuestos Especiales) se exige la identificación del establecimiento en el que se efectúa la venta minorista a los vehículos con derecho a beneficiarse de esta devolución. Esta devolución está relacionada con el Impuesto sobre Hidrocarburos satisfecho o soportado respecto del gasóleo de uso general utilizado como carburante en alguno de los vehículos de trasporte relacionados en ese artículo. El gasóleo tiene que haber sido adquirido en un establecimiento minorista, mediante el empleo de un medio de pago específico, en la actualidad una tarjeta gasóleo profesional.


La Orden HAP/290/2013 que regula el procedimiento para esta devolución define el CIM y la obligación de declararlo. Pero esta conceptuación pasa de la de sujeto pasivo del IVMDH a la de «establecimientos desde donde se producen suministros minoristas de gasóleo susceptible de generar el derecho de devolución reconocido por el artículo 52 bis de la Ley 38/1992, de 28 de diciembre, de Impuestos Especiales». Para suministrarse de dicho gasóleo, la norma recoge dos posibilidades: suministro en instalaciones de venta al por
menor y suministro de gasóleo en instalaciones de consumo propio; en este último caso, las instalaciones disponen de un CAE (no de un CIM).


En cuanto a las Instalaciones de venta al por menor las define el artículo 1.10 de la Orden antedicha como «el establecimiento que cuenta con instalaciones fijas para la venta al público para consumo directo de gasóleo de uso general y que está debidamente autorizado conforme a la normativa vigente en materia de comercio de productos petrolíferos para el ejercicio de tal actividad».


Por lo tanto, la única actividad admisible para el alta en el CIM es la de estación de servicio (ES) que debe estar a nombre del titular del establecimiento aunque el producto que suministra no sea de su propiedad.

Alberto Diez Gutiérrez

Departamento Impuestos Especiales

AlcosAgemes