Desde la asesoría Alcosagemes creemos que este artículo os puede resultar de gran ayuda a todas las bodegas Españolas para tener una idea de cómo funciona el envío de bebidas alcohólicas a otros países.

 

Envío de bebidas alcohólicas a otros países de la Unión Europea, por encargo de una bodega Española.

 

Para realizar envíos de productos objeto de los impuestos especiales, desde una bodega sita en Península o Baleares a países de la Unión Europea fuera de régimen suspensivo es necesario ajustarse a alguno de los procedimientos explicados a continuación:

 

El artículo 4.13 de la LIE define el sistema de envíos garantizados de la siguiente forma:

“El procedimiento de circulación intracomunitaria de productos objeto de los impuestos especiales de fabricación, por los que ya se ha devengado el impuesto en el Estado miembro de origen, con destino a un receptor autorizado en el Estado miembro de destino, con las restricciones que se establecen en el artículo 63 en cuanto a recepciones en el ámbito territorial

interno, siempre que tales productos no sean enviados o transportados, directa o indirectamente, por el vendedor o a cargo del mismo y que se cumplan las condiciones y requisitos que se establezcan reglamentariamente.”

Por su parte, el artículo 4.33 de la LIE define el procedimiento de ventas a distancia en los siguientes términos:

“Sistema de circulación intracomunitaria de productos objeto de impuestos especiales de fabricación por los que ya se ha devengado el impuesto en el Estado miembro de origen, que sean adquiridos por una persona que no sea ni un depositario autorizado ni un destinatario registrado establecido en otro Estado miembro, y que no ejerza actividades económicas independientes en relación con dichos productos, con las restricciones que se establecen en el artículo 63, siempre que tales productos sean enviados o transportados, directa o indirectamente, por el vendedor o a cargo del mismo y que se cumplan las condiciones y requisitos que se establezcan reglamentariamente.”

 

De acuerdo con los preceptos anteriores, los productos objeto de impuestos especiales de fabricación que se destinen a otro Estado miembro solo podrán circular fuera de régimen suspensivo bien con destino a un receptor autorizado (al amparo del régimen de envíos garantizados) o bien dentro del sistema de ventas a distancia.

Una de las principales diferencias entre el sistema de envíos garantizados y el de ventas a distancia es que en el sistema de envíos garantizados el destinatario ha de ser un receptor autorizado que reciba los productos con fines comerciales. Sin embargo, en el sistema de ventas a distancia el receptor puede ser un particular que reciba los productos para su consumo personal.

Por lo tanto, si el destinatario no va a recibir los productos para fines comerciales, el sistema que tiene más encaje es el de ventas a distancia.

Son propios de este sistema de ventas a distancia los siguientes elementos caracterizadores:

  • Es exclusivo de la circulación intracomunitaria de productos objeto de impuestos especiales de fabricación.
  • Tales productos han de estar con el impuesto devengado en el Estado miembro de origen.
  • El destinatario que adquiere los productos puede ser empresario o particular.
  • Los productos deben ser enviados o transportados, directa o indirectamente, por el vendedor o a cargo del mismo.

Cabe destacar que, en el sistema de ventas a distancia, la propia Directiva 2008/118/CE hace recaer en el vendedor la responsabilidad del cumplimiento de las obligaciones derivadas del procedimiento. Así, el ya citado artículo 36.3 dispone que “el deudor del impuesto especial aplicable en el Estado miembro de destino será el vendedor”. Pero ese mismo artículo posibilita que los Estados miembros puedan decidir que el deudor sea un representante fiscal, sobre el que recaerán todas las obligaciones en materia de inscripción, contabilidad, garantías y pago de los impuestos.

En cuanto a la documentación que debe acompañar a las bebidas alcohólicas durante el transporte de las mismas, cabe señalar que, en el sistema de ventas a distancia, el envío de los productos no es preciso que vaya amparado en un documento de circulación específico, sino en un mero albarán de circulación.

El artículo 24 del RIE hace referencia a los albaranes de circulación, y dispone:

  1. Cuando los productos objeto de impuestos especiales deban circular al amparo de un documento de circulación y no sea exigible la expedición de documentos administrativos electrónicos o documentos simplificados de acompañamiento ni proceda la utilización de un documento aduanero, su circulación será amparada por un albarán de circulación, sin perjuicio de que, además, proceda la utilización de marcas fiscales con arreglo a lo dispuesto en el artículo 26 de este Reglamento.

 

Para más información sobre este tema u otro, no dudéis en comunicaros con nosotros a través nuestra página de contacto.